• "Cambia el Mundo"


    Descarga todos los materiales para celebrar el Domund 2018
  • "El gran cambio es desde dentro"


    Presentación Domund 2018 - Anastasio Gil, Director de OMP España
  • "Junto a los jóvenes llevemos el Evangelio a todos"


    Mensaje del Papa para la Jornada Mundial de las Misiones - Domund 2018
  • "Los jóvenes, llamados a la Misión"


    Reflexión Pastoral Domund 2018 - Anastasio Gil, Director OMP España
  • ¿Qué es el Domund?


    La jornada en que la Iglesia reza por los misioneros y colabora con ellos
  • ¿A quién ayuda el Domund?


    Los donativos hacen posible la labor evangelizadora de la Iglesia en los territorios de misión
  • ¡Colabora con el DOMUND!


    Tu ayuda a las misiones es vital, haz un donativo al Domund

jueves, 11 de octubre de 2018

ROSARIO MISIONERO POR LAS CALLES DE ALCALÁ


El domingo 21 de octubre, Jornada del Domund, te invitamos a rezar el Rosario por las calles de Alcalá.

Unidos en la fe y en la oración pediremos que Dios bendiga a todos los misioneros del mundo y especialmente a los 12.000 españoles.
El Rosario es una más de las muchas actividades que hemos organizado para el mes misionero, con el objeto de dar a conocer la labor que se realiza en territorios de misión y sensibilizar a todas las personas sobre lo necesario de nuestras oraciones y aportaciones.
Todos somos Misión, unos en zonas lejanas y otros aquí. En nuestra familia, en nuestra parroquia, en nuestros colegios podemos.
El lema de este año es "Cambia el mundo". Tenemos muchos testimonios de misioneros que cambian el mundo, nosotros también podemos contribuir a ese cambio.
En nuestro blog tienes una amplia información sobre el Domund y todos los materiales que OMP nos facilita para la animación misionera.


viernes, 5 de octubre de 2018

MISIONEROS POR EL MUNDO EN CAMERÚN

"La amistad entre musulmanes y católicos hará una sociedad más solida"


La nueva entrega de “Misioneros por el Mundo”, mañana, sábado 6 de octubre, nos permitirá conocer a algunos de los 76 misioneros españoles que hay en Camerún para llevar la luz del Evangelio las circunstancias más difíciles de la población sobre todo en los ámbitos educativo, sanitario y pastoral, en un contexto de diálogo interreligioso vivido permanentemente en la vida diaria.
En Yaoundé, la capital del país, encontraremos a dos hermanas de Nuestra Señora de la Compasión. Son las misioneras Concepción Moreno Martínez, nacida en Madrid, y Mª Concepción Urrutia García, de Vitoria. Entre otras actividades, en Yaoundé atienden en colaboración con los jesuitasun centro de orientación y escucha para niñas de la calle . Las Hermanas de la Compasión tienen también un Centro de Salud para enfermos y mujeres embarazadas; el desafío ahora es construir una Maternidad.
En Yaoundé, las hermanas de la Compasión tienen como vecinas a dos hermanas calasancias, misioneras españolas: Carmen Vallejo Guerra, nacida en Cistierna (León) y Purificación Barreiro Somoza, natural de Friol (Lugo), que forman a las jóvenes camerunesas que se preparan para ser religiosas.
En el Centro salesiano “Don Bosco”, en el barrio Mimbobam, de Yaundé, conoceremos también al misionero José Mª Sabé Colom, un barcelonés que lleva 27 años en Camerún. Los misioneros coinciden en que en Camerún es muy importante “que todas las religiones se encuentren en un proyecto educativo”, un tipo de ecumenismo que los misioneros viven cada día. Como dice este salesiano, esto “hace nacer la amistad entre musulmanes y católicos, y por tanto, una sociedad más sólida”, y esto responde también a un “estilo de evangelizar”.
En Bikop, a  75 kilómetros de Yaunde, se encuentra la hermana Isabel Fernández Escobar, una joven religiosa de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Nació en Cádiz y estudió Medicina en la Universidad de Salamanca, pero Dios le llamó a ejercer la medicina en África, como consagrada. Desde hace un año, es la directora del Centro de salud de Mbalbamyo. En este centro en medio de la selva, donde acuden pacientes de todas las religiones, la evangelización, como dice la hermana Isabel, se realiza sobre todo a través del testimonio, el ejemplo, el trabajo, y la presencia. Las Hermanas han tenido también la idea de llevar el Santísimo a una sala de formación en el dispensario, que se ha convertido en capilla, “para acercar a los enfermos al Señor”.

Misioneros por el Mundo es un programado realizado por TRECE TV en colaboración con OMP.
Se emite los sábados a las 11,40 (después de la Misa). Los programas pueden verse en redifusión los martes a la misma hora; seguir en directo on line en: http://trecetv.es/directo; y tras su emisión, verse en la web del programa: http://trecetv.es/programas/misioneros-por-el-mundo

miércoles, 26 de septiembre de 2018

VACACIONES MISIONERAS

En unos días Manuel, párroco en nuestra diócesis, viajará a Perú para ayudar en la labor misionera.

Manuel, párroco de Torremocha de Jarama, localidad perteneciente a la diócesis de Alcalá de Henares, en un enorme gesto de generosidad, ha decidido pasar sus vacaciones de este año apoyando la labor misionera.
En unos días, Manuel emprenderá su viaje a Trujillo (Perú), donde los vecinos del humilde Buenos Aires Norte le esperan con los brazos abiertos.
En esta primera experiencia misionera, Manuel colaborará en la Parroquia de Santa Rosa, la Capilla del Santísimo Redentor y el Hogar Oscar Romero pero también tendrá ocasión de conocer El Alto Trujillo, Florencia y otras muchas zonas tremendamente pobres. 
Desde la Delegación de Misiones de Alcalá le deseamos un feliz viaje y una estancia misionera apasionante. Os pedimos oraciones para Manuel, para que de su aventura misionera obtenga los frutos deseados.
¡Qué el Señor le colme de bendiciones!


viernes, 7 de septiembre de 2018

CARTA DEL DELEGADO A ANASTASIO GIL


Querido Anastasio:
¡Gracias!
¡Gracias a Dios por ti!
¡Gracias a ti por ti!
Ahora más que nunca haces honor a tu nombre. ¡Bendito tú que vives!
Cómo puedes hacer tuyas ahora las palabras de nuestra hermana Teresa, la del Niño Jesús: “¡No muero, entro en la Vida!”
Pero, querido Anastasio, deja que en nosotros se entremezclen los “sentimientos encontrados”, como gusta decir a los chilenos. Ya te vería yo señor de ti mismo haciéndonos desviar de ti nuestra atención si no fuera porque, con esperanza cierta, confiamos en que el Señor te tiene en el regazo de su misericordia y entonces no tienes más remedio que dejarte querer… y dejar que lloremos los que somos más llorones.
Déjame que te diga algo de todo corazón: aunque a veces me dabas un poco de miedo (bueno, mejor, un poco o bastante respeto, quizá porque aún me cuesta aceptar mi pobreza y veo que no estoy a la altura de ser un buen delegado de misiones o, al menos, así lo pienso y, sobre todo al compararme con el gigante que tú siempre has sido, con la gracia de Dios) siempre he admirado tu entrega encendida para hacer todo lo posible para que en nuestras diócesis prenda ese fuego misionero que el Señor desea que arda en todo el mundo. Y tu trato personal.
Gracias por ir a la velocidad del AVE. O, mejor dicho, del viento recio de Pentecostés.  (…aunque algunos vayamos a la velocidad de un triciclo). Y con el fuego del Espíritu.
Gracias por ser un hombre de Dios.
He escuchado que san Francisco Javier, poco antes de intentar entrar en China y en la recta final de su vida recibió una misiva en que le decían volviese a Europa. Y si la hermana muerte no se lo hubiera impedido, no dudaría en obedecer inmediatamente.
A ti te llegó otra misiva. Los misteriosos caminos de la vida y la enfermedad. Y obedeciste en el abandono confiado a tu Señor. Y “¡con las botas puestas!”
No me vendrá a buscar la muerte, escribió nuestra Teresa, “¡vendrá Dios!”
No puede ser de otra forma.
Detrás de todo está siempre él porque es el que más ama. “La luz brilla en las tinieblas y las tinieblas -la enfermedad, la muerte, el pecado…- no pueden sofocar a la luz” porque “es eterna su misericordia”.
“En la vida y en la muerte somos del Señor”.
Querido Anastasio, seguro que con tu personalidad, que estoy seguro, aunque transformada en el Señor, seguirá siendo “tu” personalidad, casi te escucho que nos dices: “Bueno. Muy bien. Pero ahora, ¡a seguir trabajando!”
Gracias, Anastasio. Bendícenos y ayúdanos.
Ahora más que antes.
¡Pasa tu cielo haciendo el bien en la tierra!

Arturo José Otero García
Delegado de Misiones de Alcalá  de Henares